¿Son las Administraciones Públicas un mal necesario en la Innovación?

Esta es una entrada que he rescatado de mi periodo “pre-blog” y que he re-adaptado para que se ajuste mejor a la actualidad.

Hoy día, en España, no estar pendiente de la situación política es algo complicado pero si además sientes cierta preocupación por el futuro de la investigación y la innovación, es fácil que esa preocupación se torne en “cierta” angustia.

Hace un tiempo, en concreto antes de la celebración de las segundas elecciones el 26 de junio del 2016, me propuse la revisión de los programas políticos de los 4 partidos políticos a los que las encuestas les daban un mayor número de representantes. Más concretamente revisé las propuestas en el ámbito de la Investigación e innovación, que si bien son bastante inespecíficas en algunos casos, en otros son alarmantes por lo que proponen. En resumen, se observaba y se observa ya que no han variado sus políticas a día de hoy, cierta falta de visión en el desarrollo a largo plazo de actividades tan importantes para el desarrollo económico de España (si, lo admito en este sentido tengo cierta influencia “Schumpeteriana”)

Pero en todos los casos se echa en falta un elemento, y sé que aquí me salgo un poco de la “fila”, es el papel e incluso esfuerzo que el Estado u otras Administraciones Públicas, AAPP, realizan a la hora de financiar proyectos de investigación y posterior innovación, y la obtención de los beneficios proporcionales a dichas inversiones no se aborda o incluso reconoce en ningún momento en esos programas electorales.

Considero imprescindible que los políticos puedan darse cuenta e incluso comprendan que el apoyo del Estado u otras AAPP en las fases iniciales de cualquier proyecto de investigación o innovación, dónde el riesgo de fracaso es muy elevado, es esencial para la supervivencia y desarrollo de esos proyectos que  generarán, con suerte, los productos o procesos que posteriormente, y debido al proceso acumulativo que per se existe en la innovación, se desarrollarán y llegarán a la ciudadanía. Es el Estado o AAPP, las que soportan con sus inversiones la incertidumbre que domina este tipo de procesos de innovación.

El reconocer este papel y entender el riesgo que existe en la financiación de estas actividades, ayuda a entender que estas administraciones deben recibir beneficios, cuando existan, derivados del proceso innovador. Dichos beneficios deben estar acorde al riesgo que se asumió en su momento y no que la Administración Pública se retire de la recogida de beneficio en detrimento de otros agentes que se incorporan en fases del proceso de innovación donde la obtención de una producto final y, por tanto la obtención de beneficios por la inversión, es mucho más clara. Por tanto el riesgo es menor.

El potenciar y favorecer una línea de acción estratégica en este sentido, permitiría obtener retornos proporcionales a la inversión realizada, permitiendo así generar un ahorro a las arcas del Estado o AAPP, así como el continuar financiando proyectos de este tipo e incluso incrementar la actividad de financiación para proyectos de investigación e innovación.

Por todo esto, señores/as políticos/as, por favor valoren más el papel del Estado u otras AAPP, en el desarrollo de las actividades de investigación e innovación de nuestro país.

Así que respondiendo a la pregunta que da título a este post y como conclusión, creo que el Estado o AAPP, no son un estorbo o un mal necesario, puede y debe ser un agente activo en el proceso de investigación e innovación y como tal debe ser reconocido y recompensado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s